Prevalencia de las Disquinecias Tardías

PREVALENCIA      DE    LAS     DISCINESIAS    TARDIAS EN PACIENTES DE LA UNIDAD DE PSIQUIATRIA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE LOS ANDES.

Douglas E. Stacchiotti Carrasquilla*
Jesús R. Sánchez Lizausaba**

    
RESUMEN


    Este trabajo se realizó en la consulta externa de la Unidad de Psiquiatría del Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes entre Marzo de 1997 y Febrero de 1998, se valoraron 63 pacientes psicóticos mediante la aplicación de test neurológico propuesto por Chouirnard Guy, 4 de ellos presentaron discinesia tardía lo que permitió calcular una tasa de prevalencia de 6,35% para la muestra en estudio.
El perfil del paciente con discinesia tardía es el siguiente: hombre o mujer, promedio de edad 62,25 años, casado, analfabeta o alfabeta sin nivel educativo, procedente de Mérida, desempleado o con ocupación oficios del hogar, con diagnóstico clínico de trastorno mental orgánico, tratamiento en base a un solo fármaco antipsicótico, el medicamento más usado es el decanoato de flufenazina con una dosificación de 1 amp intramuscular mensual, con una duración mayor de 10 años de tratamiento en forma ininterrumpida o suspendida temporalmente, Las manifestaciones clínicas corresponden a las discinesias orofaciales, la forma leve es la más frecuente.


Palabras clave: Discinesia tardía, Neurolépticos.
Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes
*Psiquiatra egresado del postgrado de Psiquiatría Universidad de los Andes
** Psiquiatra Profesor Titular Universidad de los Andes


ABSTRACT.

    This work was elaborated in the extern consult of the Psychiatric Unit of the Autonomous Institute Hospital Universitario de Los Andes between March of 1997 and February of 1998, 63 psychotics patients were evaluated using the neurological test proposed by Chouirnard Guy, 4 of them showed tardive dyskinesia, which allowed to calculate a prevalence of 6,35% for our sample under study.

    The profile of the patients with dyskinesia: male or female; average age is 62.25 years old; married; illiterate or literate with no level of education; born in Mérida; unemployed or working as a home maker; a clinical diagnosis of organic mental disease; is under treatment using just one antipsychotic drug, the most used drug is the Decanoato of flufenazina, with a dose of 1 intramuscular amp monthly; with more than 10 years of uninterrupted treatment or temporary suspended; the clinical manifestations correspond to orofacials dyskinesias, the most frequent is the light dyskinesia.

    Keywords: tardive dyskinesia, Neuroleptics.
    
INTRODUCCIÓN


Al iniciar cualquier tratamiento farmacológico, es necesario conocer los efectos colaterales que lleva implícito su uso y saber la forma de minimizarlos a través de una observación cuidadosa del paciente, al reconocer las complicaciones potenciales y las circunstancias en las que dichos efectos tienen más probabilidades de presentarse.  Todo médico debe conocer estos colaterales medicamentosos y como contrarrestarlos una vez detectados, siendo lo ideal la prevención mediante la dosificación correcta y la individualización de las dosis.
El campo de la Psiquiatría no está libre de estos problemas,  los psicofármacos son indicados en forma crónica y a veces se utilizan asociaciones de fármacos para tratar de estabilizar al paciente psicótico.
Entre los fármacos con mayor frecuencia utilizados están los Neurolépticos (NL) o Antipsicóticos, debido a que tienen efectos farmacológicos que conducen a la remisión de los síntomas relacionados directamente con la patología psiquiátrica o los asociados a ellas, tales como,  alucinaciones, ideas delirantes, alteraciones en el juicio,  etc..  Como podemos observar, estos fármacos pueden ser utilizados en forma adecuada en cuadros clínicos específicos que cursan con alteraciones psicóticas.
Por lo antes expuesto,  debemos conocer las reacciones adversas que afectan a un paciente, entre las que destacan las alteraciones o efectos extrapiramidales, por sus características clínicas, su poder incapacitante en la actividad diaria y en el entorno familiar o social del paciente afectado.
    Entre las alteraciones extrapiramidales debemos tener en cuenta las Discinesias Tardías (DT), pues pueden pasar fácilmente desapercibidas y sólo se hacen importantes cuando alteran el “ritmo normal” de vida del paciente y la familia comienza a preocuparse por él y buscan la atención médica que el caso amerita.
En nuestro medio no tenemos información de la forma en que las DT están afectando a la población psiquiátrica tratada con Neurolépticos.  Desconocemos cual es su prevalencia o incidencia y cómo están siendo tratadas.  Esto trae consigo la necesidad de investigar para aportar datos que respondan a estas interrogantes, crear y fomentar inquietudes en pro de lograr diagnósticos correctos,  no sólo de esta complicación, sino de otras tantas que no son detectadas y crean  sub-registros clínicos de las mismas.
La importancia de este trabajo radica en poder obtener y aportar datos e información sobre la  prevalencia de las DT en  la población psiquiátrica controlada en la Unidad Psiquiátrica del Hospital Universitario de Los Andes


MATERIAL Y MÉTODO


    Se evaluaron pacientes psicóticos controlados con neurolépticos por la consulta  externa de la Unidad  de Psiquiatría del Hospital Universitario de Los Andes,   entre  marzo 1997 y febrero 1998.
Se utilizó el Test Neurológico de Chouinard Guy (anexo), el que se aplicó una vez a los pacientes seleccionados. A todos los pacientes se les aplicó una encuesta  para determinar las variables relacionadas con esta enfermedad. Los resultados fueron analizados mediante la prueba del Chi2   para las variables categóricas o nominales, la prueba de la T de Student para las variables continuas.  Además se utilizaron los promedios y porcentajes. Se asignó un valor de significación de p0.05 para unos intervalos de confianza del 95%.    
Los resultados se expresaron en gráficas y tablas de distribución de frecuencias


RESULTADOS


La población en estudio fue de 63 pacientes psicóticos, controlados en forma ambulatoria por la Consulta Externa de Psiquiatría del Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes entre Marzo de l997 y Febrero de l998. El 46,03% corresponden al sexo femenino ( N=29 ) y el 53,97% al masculino (N=34 ), no se evidenció relación estadística significativa para el sexo de los pacientes. El promedio de edad fue de 40,33 años, la desviación standard fue de l4,60 años y un rango de 18 a 74 años. Para el sexo  femenino  la  mayor  frecuencia  se  presentó  entre  los  34-41 años con un l4,29% ( N= 9 ) y para el sexo masculino entre los 26-33 años con un 20,63% (N= l3 ), no se evidenció una relación estadística significativa entre el sexo y la edad de la muestra estudiada, X= 9,96 con p>0,l26 .         
En la muestra estudiada se puede observar que el 68,25% (N= 43 ) corresponden al estado civil soltero y el 22,22% ( N= l4 ) para el estado civil casado. Para el sexo femenino los porcentajes son 23,81% ( N=15 ) y 17,46% ( N=11 ) respectivamente,  para  el sexo  masculino  el estado civil soltero representa el 44,44%  ( N=28 ) y el estado civil casado el 4,76% ( N=3 ).  Para la variable sexo y estado civil se observó una relación estadística significativa  X= 9,36 con p>0,025.
El 53,96% de los pacientes ( N=34 ) proceden de Mérida, el 7,93% ( N=5 ) de Ejido y Lagunillas.  Se observó que el 12,69% ( N=8 ) proceden de otros estados limítrofes, tales como: Barinas, Trujillo y Zulia.
Según el nivel educativo de la muestra, la población analfabeta representa el 15,87% ( N=10 ) y el nivel primario el 31,74% ( N=20 ).  Existe una parte de la población en estudio que saben leer y escribir pero que nunca han asistido a una escuela y corresponden al  renglón sin nivel educativo con un 20,63% ( N=13 ); entre estos tres niveles se encuentra el 68,24% ( N=43 ) del total de la muestra.
En  la  ocupación  el  oficio  del  hogar  representa el 28,57% ( N=18 ), el desempleo el 22,22%
( N=14 ) y la agricultura el 12,69% ( N=8 ).  Existe un nivel representado por los que realizan labores diversas tales como: albañilería, oficios domésticos, camarera, etc. con un 14,28% ( N=14 ) del total de la muestra.
Entre los diagnósticos clínicos más frecuentes en la muestra estudiada, se encuentran: el trastorno  mental  orgánico  con  un  65,08%  ( N=14 ),  el  trastorno esquizofrénico con un  22,22%
( N=14 ) y el trastorno bipolar con un 4,76% ( N=3 ).
La distribución del trastorno mental orgánico entre los sexos femenino y masculino es similar, 33,33% ( N=21 ) y 31,75% ( N=20 ) respectivamente.  El trastorno esquizofrénico es más frecuente en el sexo masculino con un 15,87%  ( N=10 ) que en el sexo femenino con un 6,35% ( N=4 ).  El trastorno bipolar sólo se presentó en el sexo femenino con un 4,76% ( N=3 ) de la muestra.  Se pudo determinar que existe una relación estadística significativa entre el sexo y el diagnóstico clínico,  X = 7,04 con un p>0,07.
El trastorno mental orgánico es más frecuente entre los 26-49 años con un 44,45% ( N=28 ), el trastorno esquizofrénico entre los 18-41 años con un 19,05%   (  N=12 ) y el trastorno bipolar entre los 34-41 años de edad con un 3,17% ( N=2 ).  Se determinó una relación estadística significativa entre el diagnóstico clínico y la edad de los pacientes,  X= 25,3 con un p>0,12.
El tratamiento único ( un solo medicamento antipsicótico )      representa el 85,71% ( N=54  )  y el tatamiento combinado ( más de un medicamento antipsicótico ) representa el 14,31% ( N= 9 ) del total . El medicamento más usado fue el Decanoato de Flufenazina con un 29,60% ( N=16 ) y una dosificación de 1 ampolla mensual que representa el 76,47% ( N=l3 ) y 2 ampollas mensuales que representan el l7,65% ( N=3 ).    Los otros medicamentos más usados son: Trifluoperazina con un 16,06% ( N=9 ), Clorpromazina con un 14,08% ( N=8 ) del total.
La dosificación diaria se calculó en base a equivalentes de Clorpromazina y se pudo observar que los mayores porcentajes se encuentran entre 101 a 200 mg/día con un 31,74% ( N=20 ) y entre 401 a 600 mg/día con un 45,90% ( N=22 ) de la muestra.  La vía de administración oral representa el 68,52%          ( N=37 ) y la vía de administración intramuscular el 31,48% ( N=17 ) de la muestra con tratamiento único.
El tiempo de duración del tratamiento más frecuente se encuentra entre los 13 meses y los 5 años con un 28,57% ( N=18 ) para el tratamiento único y 4,76% ( N=3 ) para el tratamiento combinado.
La continuidad ininterrumpida del tratamiento representa el 52,40% ( N=33 ) el interrumpido temporalmente el 44,40% ( N=28 ) y el interrumpido definitivamente el 3,20% ( N=2 ), no se evidenció una relación estadística significativa entre el tipo del tratamiento y la continuidad del mismo,  X = 3,90 con  p>0,419.
Del total de la muestra en estudio ( N=63 ) se determinó que el 93,71%        ( N=59 ) no presentó discinesias tardías y el 6,35% ( N=4 ) sí las presentó (TABLA 1).  Se calculó una prevalencia de 6,35% con un intervalo confiable del 95%: 0,033-0,1237.


DISCUSIÓN.-


La población en estudio fue de 63 pacientes (34 hombres y 29 mujeres) controlados en forma ambulatoria por la Unidad de Psiquiatría del Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes en el lapso de 1 año (Marzo 1997-Febrero 1998).  De la muestra un total de 59 pacientes (93,71%) no presentaron discinesias tardías y 4 (6,35%) sí las presentaron (tabla Nº 1)
Las características de la muestra son las siguientes: promedio de edad 40,33 años (SD: 14,6 años rango: 18-74 años), estado civil soltero, desempleado, ocupación oficios del hogar o agricultor, analfabeta y procedente del Estado Mérida.  Los diagnósticos clínicos son: trastorno mental orgánico, trastorno esquizofrénico o trastorno bipolar.  El tratamiento es con mayor frecuencia en base a un solo medicamento antipsicótico, el más usado es el Decanoato de Flufenazina en dosis de una ampolla I.M. mensual.  La dosificación diaria de la medicación antipsicótica fue calculada en dosis equivalentes a Clorpromazina.  Se observó que existe una distribución irregular en la dosificación, las mayores frecuencias se encuentran entre los siguientes rangos: 20 pacientes entre 101-200 mg./día y 22 pacientes entre 401-600 mg/día.  La duración del tratamiento está entre 1-5 años, el cual es suspendido temporalmente al mejorar las manifestaciones psicóticas del paciente y reiniciado al descompensarse,.
La prevalencia para discinesias tardías en la población estudiada es similar a estudios realizados por Chiu y cols. en 1992 ( 1 ), quienes indicaron que la baja prevalencia en pacientes asiáticos es debida a diferencias étnicas.  Tan y Tay en 1991 ( 2 ), consideraron que existen diferencias genéticas entre los pacientes asiáticos y los europeos para la sensibilidad a los antipsicóticos.  Zhang y cols. en 1989 ( 3 ), atribuyen la baja prevalencia a la dosis mínima de la medicación antipsicótica usada.  Según Jeste y Wyatt en 1981 ( 4 ), las tasas de prevalencia varían mucho por varios factores, entre ellos:
A.- Diferencias metodológicas.
A.1.- Criterios diagnósticos: Muchos estudios no definen los criterios diagnósticos para discinesias tardías y no se utilizan test neurológicos con criterios unificados para determinar la severidad y el tipo de discinesia, por lo tanto al momento de realizar la evaluación del paciente, clasificar la severidad del cuadro clínico o tipo de discinesias conlleva la subjetividad del investigador.
 A.2.-    Evaluación de las discinesias tardías: los criterios diagnósticos poco definidos no descartan otros trastornos neurológicos asociados a la medicación antipsicótica.
  B.- Diferencias dentro de la muestra:
    Existen diversos estudios que basan sus resultados en poblaciones específicas, tales como pacientes geriátricos tratados con antipsicóticos, lesionados cerebrales medicados con altas dosis o con diagnósticos psiquiátricos poco claros.  Estos diversos enfoques impiden la comparación entre los diferentes grupos.
C.- Pacientes hospitalizados:
    Muchos de estos estudios se realizan con pacientes institucionalizados, donde se puede llevar un control estricto de la medicación administrada, evaluaciones periódicas y reevaluaciones en caso de ser necesarias.  Con los pacientes ambulatorios estas variables no pueden ser controladas, ya que los enfermos pueden suspender la medicación o faltar a los controles psiquiátricos y se interrumpe la relación entre el médico y el paciente.
Las características de los pacientes con discinesias tardías se pueden observar en la tabla 2.  El promedio de edad fue de 62,25 años con un rango de 57-68 años, estos valores son similares a los reportados por Chouinard y cols. en 1979 ( 5 ), Jeste y Wyatt en 1981 ( 4 ), Miller y cols. en 1995 ( 6 ) y Labbate y cols. en 1997 ( 7 ), quienes confirmaron una alta prevalencia en pacientes geriátricos.  La distribución por sexo fue de 2 pacientes para cada uno, esto no descarta que exista una relación entre el sexo y las discinesias como la proponen Smith y Dunn en1979 ( 8 ) y Richardason y cols. en 1986 ( 9 ), quienes reportan que esta patología es más frecuente en las mujeres pero las formas más severas son más frecuentes en los hombres.  Los diagnósticos clínicos fueron el trastorno mental orgánico con 3 pacientes y el trastorno esquizofrénico con 1 paciente, estos valores difieren de los reportados por Mukherjee en1986 (10), quién refiere que son más frecuentes las discinesias en pacientes con trastornos afectivos. El tratamiento en base a un solo  fármaco antipsicótico fue observado en 3 pacientes, 2 de ellos reciben Decanoato de Flufenazina desde hace más de 10 años y en forma ininterrumpida a dosis de 1 ampolla I.M. mensual y 1 ampolla I.M. cada 15 días. El otro paciente recibe en la actualidad 100 mgrs de Clozapina desde hace aproximadamente 2 años, pero con anterioridad recibió en forma irregular múltiples medicamentos antipsicóticos por más de 10 años. Un paciente recibe medicación combinada en base a Levomepromazina y Decanoato de Flufenazina con una duración mayor de 10 años, pero suspendida por tiempo no precisado al mejorar las manifestaciones clínicas del paciente, al existir una descompensación del cuadro clínico se ha reiniciado el tratamiento.   Estas observaciones confirman lo expuesto por Chouinard y cols. en l986 (11), Sweet y cols.en1995 (12), y Kleinman y cols. en 1996 (13), quienes realizaron revisiones de varios estudios sobre discinesias tardías que reafirman  que la Flufenazina es el fármaco más relacionado con las discinesias.  La mayor frecuencia se presenta cuando el tratamiento tiene una duración mayor de 10 años en forma ininterrumpida. En 3 de los pacientes no se pudo precisar el tiempo de evolución de las discinesias, no lo refieren los pacientes o sus familiares ni se encuentran reportados en las historias clínicas. El otro paciente manifiesta una evolución mayor de tres meses, pero en la historia clìnica están reportados movimientos discinéticos orofaciales desde hace 5 años. Las manifestaciones clínicas son diferentes para cada paciente: 1 paciente presenta movimientos laterales del maxilar inferior, 1 paciente presenta movimientos de la lengua, 1 paciente presenta movimientos de masticación y 1 paciente presenta movimientos de chupeteo, estas manifestaciones clínicas corresponden a las discinesias orofaciales o sindrome buco-lingual-masticatorio, como lo reportan Klawans y cols. en 1980 ( 14 ), Gardos y col. en 1987 ( 15 ), Granachen en 1981 (16) y en Task Force Report  of A.P.A., en 1980 ( 17 ).  La severidad en 3 pacientes fue leve y en 1 fue moderada según la escala propuesta por Chouinard Guy.    


CONCLUSIONES.-


1.- La prevalencia de discinesias tardías en la Unidad de Psiquiatría del Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes es de 6,35% para el período comprendido entre Marzo 1997 y Febrero 1998.
2.- El perfil del paciente con discinesias tardías es el siguiente: Hombre o mujer, promedio de edad 62,25 años, casado, analfabeta o alfabeta sin nivel educativo, procedente de Mérida, desempleado o con ocupación oficio del hogar, con diagnóstico clínico de trastorno mental orgánico, tratamiento en base a un solo fármaco antipsicótico, el medicamento más usado es el Decanoato de Flufenazina con una dosificación de 1 ampolla I.M. mensual, con una duración mayor de 10 años de tratamiento en forma ininterrumpida o suspendida temporalmente.  Las manifestaciones clínicas corresponden a las discinesias orofaciales, la forma leve es la más frecuente.
3.- Existieron limitantes para realizar este trabajo, entre ellas: Huelgas hospitalarias, datos imcompletos en algunas historias clínicas,


RECOMENDACIONES:

1.- Se hace necesario la realización de estudios prospectivos para conocer la magnitud de las discinesias tardías en la Unidad de Psiquiatría.
2.- Mantener controles periódicos a los pacientes psicóticos con riesgo de desarrollar discinesias tardías.
3.- Realizar un examen neurológico periódico a pacientes en tratamiento con fármacos antipsicóticos por tiempo prolongado.

BIBLIOGRAFÍA


1.     Chiu H et al  Prevalence of Tardive Dyskinesia, Tardive Dystonia, and Respiratory Dyskinesia among chinese psychiatric patients in Hong Kong.  Am. J. Psychiatry 1992;  149:1081-1085.  
2.    Tan Ch. and Tay L.:  Tardive Dyskinesia in elderly psychiatrics patients in Singapore.  Aust.  NZ. J. Psychiatric 1991; 25:119-122.  1991.
3.    Ko G., Zhang L.D., Wyatt R. and Jeste D.V.:  The Shangai 800:  Prevalence of Tardive Dyskinesia in a Chinese Psychiatric hospital.  Am. J. Psych 1989;  146:387-389.  
4.    Dilip Jeste and Richard Wyatt:   Changing epidemiology of Tardive Dyskinesia:  An overview.  Am. J. Psychiatry 1981;  183 (3):297-307.  
5.     Chouinard G,  et al  Factors related to Tardive Dyskinesia.  Am. J. Psychiatry 1979; 136 (1):79-82.  
6.     Miller C et al   Tardive Dyskinesia Prevalence rates during a ten-year follow-up. J. Nerv. Dis 1995; 183:  404-407.  
7.   Labbate L. et al  Tardive dyskinesia in older out-patients: a follow-up study Acta                                                                   Psychiatrica Scandinavica 1997; 96: 195-198.
8.     Smith J and  Dun D  Sex differens in the prevalence of Severe Tardive Dyskinesia.  Am. J. Psychiatry 1979;  136 (8): 1080-1082.  
9.     Richardson M et al  The prevalence of Tardive Dyskinesia in a Mentally Retarded Population  Psychopharmacol   Bull 1986;.  22 (1):243-245  
10.        Mukherjee S. et al Persistent tardive dyskinesia in bipolar patient Arch. Gen. Psych  1986; 43: 342-346.
11.     Chouinard G et al  A five-year follow-up study of Tardive Dyskinesia  Psychopharmacology Bull 1986;  22 (1): 259-263.
12.       Sweet R et al  Duration of neuroleptic treatment and prevalence of Tardive Dyskinesia in late life  Arch. Gen. Psychiatry 1995;  52:478-486.  
13.    Kleinman I. et al: Informed consent and tardive dyskinesia  Journal of Nervous and Mental disease 1996;   184 ( 9)  420-425.
14.     Klawans H et al   Tardive Dyskinesia:  Review and update.   Am. J. Psychiatry 1980;  137 (8) 900-906.  August  1980.
15.    Gardos G et al  Clinical forms of Severe Tardive Dyskinesia.  Am. J. Psychiatry 1987;
           144:895-902.  
16.      Granachen J.:  Differencial diagnosis of Tardive Dyskinesia:  An overview.  Am. J. Psych 1981; 138 (10):1288-1295.    
17.    The American Psychiatric Association. Tardive Dyskinesia:  Summary of a task force report  Am. J. Psychiatry 1980;  137 (10):1163-1172.  

ANEXO

TEST NEUROLOGICO DE CHOUINARD GUY:

    Este test tiene por finalidad valorar los movimientos anormales que afectan la cara (Síndrome Buco-Lingual-Masticatorio) y que consisten en movimientos de  masticación, succión o chupeteo y movimientos de la lengua.  También permite valorar los movimientos anormales que incluye movimientos coreostetoides de dedos, manos, brazos o piernas; además movimientos balísticos de los brazos o piernas.

    Todos estos movimientos anormales son intensificados por la tensión emocional o stress y por movimientos voluntarios de otros grupos musculares,  además reducen en intensidad durante el sueño.

    La presencia de Discinesias Tardías es diagnosticado siguiendo un procedimiento standard que incluye el siguiente test neurológico:

1.    Todos los pacientes son observados y valorados mientras permanecen sentados, parados y caminando.
2.    La región orofacial es observada cuidadosamente mientras se ordena al paciente realizar movimientos de pronación y supinación de ambas manos lo más rápido posible.  También se le ordena realizar movimientos alternos de flexión y extensión de ambas muñecas o realizar el test nariz-dedo, con la finalidad de evidenciar dichos movimientos anormales.
3.    Cuando el paciente es valorado caminando debe permanecer descalzo para así determinar movimientos anormales coreostetoides de los miembros.
4.    Se le ordena al paciente copiar en una hoja una figura en espiral o escribir su nombre; ésto permite observar movimientos discinéticos ocultos.
5.    En los casos dudosos se le ordena al paciente que abra su boca mientras realiza el test de pronación-supinación y el test de movimientos alternos, para así observar los movimientos de la lengua.
6.    Los casos cuestionables no deben ser considerados positivos..


    Escala de valores:
    0 =      ausencia
    1 =    leve, sin comprometer actividad física
    2 =    moderada, compromete actividad física
    3 =    severa, impide actividad física

Se deben valorar por separado el área facial, la lengua, el tronco y las extremidades

 

TABLA Nº 1

Discinesias tardías  en pacientes psicóticos
Unidad de Psiquiatría del IAHULA
Cifras absolutas y porcentuales
Marzo  1997 - Febrero 1998
Mérida - Venezuela

Evaluación de las discinesias tardías

 

 
%
Ausencia      59 93,7
Presencia 4 6,3
Total 63 100

Fuente: Encuesta para discinesias tardías.

 

TABLA 2
VARIABLES EN ESTUDIO PARA DISCINESIAS TARDIAS

VARIABLES
CASO 1
 CASO 2CASO 3
CASO 4
EDAD 57 58 66 68
SEXO F M F M
EDO. CIVIL
 Casado Soltero Casado Concubino
PROCEDENCIAPNSEjido
Mérida
Zulia
EDUCACION
Analfabeta
Sin nivel
Sin nivel
Analfabeta
OCUPACION
Agricultor
Sin empleo
Sin empleo
Sin empleo
DIAGNOSTICO
T.M.O.
T.M.O.
T.M.O.
Esquizofrenia
TIPO DE TTO.
Unico
Combinado
Unico
Unico
FARMACO
Clozapina
D.F+L.V.P.
D.F.
D.F.
VIA
V.O.
V.O + I.M.
V.I.M.
V.I.M.
DOSIS
200
600
1000
500
DURACION
>10 Años
>10 Años
>10 Años
>10 Años
CONTINUIDAD
I.T.
I.T.
I.
I.
TIPO MANIF.
M.L.M.
M.L.
M.Ma.
M.Ch.
TIEMPO EVOL.
N.P.
N.P.
< 3 m.
N.P.
SEVERIDAD
Leve
Leve
Moderada
Leve

Notas:  P.N.S=Pueblo Nuevo del Sur.  V.O.= Vía Oral    V.I.M.=Vía Intramuscular   N.P= No precisa
T.M.O  = Trastorno mental orgánico        I.T.  = Interrupción temporal.     I.= Ininterrumpido
 D.F      = Decanoato de Flufenazina        M.L.M= Mov. Lat. Mandíbula    M.L.= Mov. de la lengua L.V.P.  = Levomepromazina                     M.Ma.= Mov. Masticación    M.Ch.= Mov. de Chupeteo

 




 






©Sanliz 2008