La Psiquiatría
Profesores. Heriberto González Méndez E. y Jesús R. Sánchez Lizausaba   
     Al iniciar este primer contacto con la enseñanza de la psiquiatría, creemos importante definirla y señalar su relación con otras disciplinas.
DEFINICIÓN: Es la rama de la medicina que estudia las enfermedades mentales,  sus signos y síntomas, las clasifica, las interrelaciona, propone y establece etiologías, desarro­lla métodos preventivos y terapéuticos que incluyen a la psicoterapia en sus diversas formas y a las terapias biológicas.
     La psiquiatría contemporánea tiende a concebir al hombre como una totalidad, donde la división entre lo biológico, lo psicológico y lo social, son sólo diversos aspectos que no pueden en forma aislada dar una explicación total del fenómeno humano. Incluso, la conjunción de todos estos enfoques sólo da una explicación aproximada e incompleta del hombre.
    En Psiquiatría son muchas las teorías que han intentado ésta explicación, y casi todas, de una u otra forma, se nutren de información proveniente de la medicina, la psicología, la sociología, la antropología, la zoología, la biología, la genética, la química, la filosofía, la economía, la religión,  y muchas otras ramas del saber.
    En este capítulo, nos limitaremos a señalar sólo algunas disciplinas que mencionamos antes y que han destacado en su búsqueda de una explicación y comprensión del hombre, a sabiendas que dejaremos afuera de estas consideraciones disciplinas que en el presente destacan en sus estudios y hallazgos.
1.-LA PSICOLOGÍA es la ciencia de la mente y sus procesos, de la conducta expresa y de las experiencias subjetivas. La psicología estudia:
-El proceso de crecimiento y desarrollo psicológico que va desde el niño hasta el hombre.
-La forma como reacciona el ser humano ante los estímulos.
-Las motivaciones y emociones.
-La personalidad.
 -La conciencia, la atención, la memoria, la percepción, el pensamiento.
 -El aprendizaje.
 -Los conflictos "intrapsíquicos".
    La PSICOLOGÍA tiende a darnos una explicación de cómo el hombre piensa, imagina, rememora, siente, crea, y de como todo este proceso influye y está influido por sus relaciones con el medio.
2.-LA SOCIOLOGÍA estudia las relaciones humanas, hace énfasis en la estructura social, en la comunidad, en las instituciones, se ocupa del estudio de:
    - Las instituciones políticas, económicas, religiosas y educativas.
    - La familia como vehículo a través del cual se transmiten los valores sociales.
    - El funcionamiento general de la vida urbana y rural.
3.-LA ANTROPOLOGÍA estudia las sociedades humanas desde la perspectiva evolutiva e intercultural; entiende por cultura la experiencia social acumulada, que incluye, modelos, costumbres, gustos, habilidades, lengua, creencias y todas las otras pautas de conducta que forman parte de la vida social organizada. La antropología estudia:
    - Al hombre como miembro del reino animal, su evolución biológica y su estructura corporal presente.
    - El desarrollo primitivo de la especie humana.
    - La influencia que sobre el hombre ejerce el medio natural.
    - Los procedimientos ideados para enfrentarse al medio natural; el origen y desarrollo de la cultura y los métodos para conservar y transmitir las costumbres.
    - La influencia de los hábitos verbales sobre la cultura y el pensamiento.
Todas éstas disciplinas están íntimamente relacionadas entre si,  sus límites no están bien definidos, ya que son formas de ver, estudiar y tratar de comprender el mismo fenómeno humano desde diferentes ángulos.
    La Psiquiatría utiliza los conocimientos psicológicos para comprender como son los procesos intrapsíquicos (mo­tivaciones, necesidades, impulsos, conflictos) del hombre "normal", cómo  van variando  y su relación  con la aparición de las manifestaciones patológicas.  Utiliza el conocimiento psicológico para entender cómo reacciona el individuo ante el medio a través de todas las etapas de su vida (psicología del desarrollo); cómo capta la infor­mación proveniente del exterior, qué ocurre al hacerlo, cómo reacciona ante ella, etc.
    Emplea información proveniente de la antropología para comprender la relación entre la organización social de los animales superiores y el hombre primitivo, la influencia que esto puede tener en los patrones de comportamiento del hombre "civilizado" y la forma cómo las diferentes culturas interpretan el mundo. Existe en la actualidad la denominada antropología psiquiátrica (antropología médica o de la salud) que es la antropología aplicada a la clínica y problemas derivados de la práctica médica. La etnografía abre el dominio cultural en el que viven las personas enfermas  para entender e interpretar los síntomas. Los antropólogos se interesan en el significado de los síntomas y su inscripción en el marco cultural específico.
    La sociología aporta información que permite entender la dinámica de la familia, su relación con otras instituciones, y la forma cómo la sociedad total influye sobre el individuo y éste sobre el sistema.
    La medicina le proporciona información sobre el sustrato anatómico del hombre, le permite comprender la interconexión entre los diferentes órganos y sistemas que componen el organismo, los cambios bioquímicos que ocurren ante determi­nadas situaciones, y la forma cómo influir en estos cambios mediante la utilización de fármacos, etc.
    A pesar de que la psiquiatría estudia muchos aspectos de la conducta humana, no era considerada importante a la hora de elaborar los programas de estudio de la carrera de medi­cina; el psiquiatra era visto como un "charlatán", con escaso conocimiento científico,  muy poco eficaz en la terapéutica, a quien era preferible dejar de lado e ignorar,  si algún estudiante manifestaba interés por esta disciplina era tratado con desdén y lástima por sus compañeros y profe­sores.
    Esto fue así por varias razones: durante siglos la con­ducta irracional del "loco", la falta de una explicación coherente y científica sobre las alteraciones de la conducta, el desconocimiento de la fisiología del sistema nervioso,  la ausencia de tratamientos eficaces, hicieron que tanto el enfermo mental como quien lo tratara fueran excluidos de los hospitales generales e internados en locales muy parecidos a las cárceles, donde la represión era el instrumento funda­mental. Por otra parte, las enfermedades infectocontagiosas fulminantes, epidémicas, aniquilaban periódicamente un porcentaje importante de la población, por lo que durante mucho tiempo el interés de los médicos e investigadores se focalizó en este problema, y se dedicó poca atención a las afecciones no contagiosas y menos peligrosas para la vida.
    Esta situación duró hasta hace poco tiempo, y aunque todavía persisten  prejuicios contra la Psiquiatría, progresivamente ha aumentado el interés hacia el estudio y tratamiento de las alteraciones de la conducta, debido entre otras cosas a los siguientes hechos:
1) El control que actualmente se tiene sobre las enfer­medades infectocontagiosas, ha permitido que ahora el in­terés pueda dirigirse hacia otras enfermedades crónicas, entre ellas, las afecciones mentales.
2) La aparición de los psicofármacos ha hecho posible el alivio de la ansiedad y el tratamiento eficaz de la psicosis, lo cual ha permitido que pacientes que antiguamente debían ser recluidos de por vida puedan reincorporarse a la actividad productiva.
3) El abundante material -hoy  existente- proveniente de la observación e investigación, permite dar explicaciones científicas sobre la conducta humana, tanto normal como patológica.
4) La mayor comprensión sobre la interrelación de todos los fenómenos, ha traído como consecuencia que en medicina disminuya la brecha existente entre las enfermedades del cuerpo y de la mente y cada vez  se hable más de una concepción "Bio-Psicosocial", que haga posible un estudio integral del hombre.
5) En la actualidad, la humanidad tiene en sus manos poder suficiente como para eliminarse y arrasar con la vida del planeta. Es en estas condiciones, cuando la comprensión de la conducta humana, tanto normal como patológica, se hace una necesidad imprescindible para la sobrevivencia de la es­pecie.
     Éstas son algunas razones por las cuales la psiquiatría ha ido saliendo del aislamiento a que estaba confinada y se ha transformado en una especialidad importante.  Es justa­mente ahora, que se le toma en cuenta para comprender y planificar la sociedad, cuando resulta más necesario definir que es una conducta normal y una patológica e iden­tificar los factores que promueven una y otra.
    Diferenciar al "sano" del "enfermo" en algunas ocasiones no resulta fácil. Hay que considerar al individuo en todo su contexto sociocultural, para poder decidir si determinada conducta es patológica o no; además, estas definiciones varían mucho de acuerdo a las épocas y las culturas. Sin embargo, y sólo a manera de guía, daremos algunos elementos que nos orientan para entender lo que en la actualidad sabemos al respecto.
    Decimos que una persona está "sana mentalmente" cuando:
1) No presenta ni síntomas ni signos clínicos de enfermedad mental,
    por lo tanto no encontramos alteraciones en el examen mental.
2) Carece de pautas auto y heterodestructivas.
3) Es capaz de iniciar y mantener relaciones interpersonales
    estrechas, significativas y gratificantes.
4) Tiene un máximo de opciones para defenderse del peligro, sabe
    cuando "huir", "atacar"o "inmovilizarse".
5) Funciona productivamente en relación con su potencial.
6) Puede amar y disfrutar su sexualidad. Su sensación subjetiva es de
    Bienestar, lo cual concuerda con la definición que de él dan los
    otros.
Decimos que una persona está "enferma mentalmente" (presenta conductas patológicas) cuando hay alteraciones en  una o más de esas áreas, debe tenerse en cuenta  la intensidad, la duración, y la congruencia de esas alteraciones
    
    Existen diversas clasificaciones de las enfermedades mentales, entre ellas mencionaremos la de la OMS (Clasificación Internacional de las Enfermedades), en su capítulo dedicado a los trastornos mentales. De esta organización manejamos actualmente la Décima Clasificación (CIE 10), que designa a la materia de nuestro mayor interés como Trastornos Mentales y del Comportamiento. También es necesario  conocer la existencia de  la DSM-IV-TR, que pertenece a la Asociación Psiquiátrica Americana.
    En la CIE 10  Los Trastornos Mentales y del Comportamiento aparecen clasificados en las siguientes categorías principales
    F00-F09 Trastornos mentales orgánicos, incluidos los sintomáticos.
    F10-F19 Trastornos mentales y del comportamiento debidos al consumo de     sustancias psicotropas.
    F20-F29 Esquizofrenia, trastorno esquizotípico y trastor­nos de ideas delirantes.
    F30-F39 Trastornos del humor (afectivos).
    F40-49 Trastornos neuróticos, secundarios a situaciones estresantes y     somatomorfos.
    F50-59 Trastornos del comportamiento asociados a disfunciones fisiológicas y a     factores somáticos.
    F60-69 Trastornos de la personalidad y del comportamiento del adulto.
    F70-79 Retraso mental
    F80-89 Trastornos del desarrollo psicológico.
    F90-98 Trastornos del comportamiento y de las emociones de comienzo habitual en     la infancia y adolescencia.
    F99 Trastorno mental sin especificación.
    El término psicosis, de tanto valor histórico  en la psiquiatría, es omitido entre las categorías principales antes expuestas, sin embargo, su existencia persiste en el vocabulario de la especialidad, para designar al grupo de enfermedades mentales que alejan al paciente del contacto con la realidad.
 


Menu Principal
Perfil Profesional
Psiquiatria Forense
Psiquiatría de Enlace
Psiquiatría Para Estudiantes de Médicina
PRIMERA PARTE
Capitulo I
Capitulo II
Capitulo III
Capitulo IV
SEGUNDA PARTE
Capitulo I
TERCERA PARTE
Capitulo I
Capitulo II
Capitulo III
Prevalencia de las Disquinecias Tardías
Uso De Sustancias Adictivas En Pacientes De Psiquiatría De Enlace
Terapias Biológicas En Psiquiatría
Algunos Trabajos Tutoreados (Resumenes)
Tesis - Riesgo Suicida en los Médicos Cursantes de Postgrado en el Instituto Autónomo HULA
Tesis - Incidencia de Déficit Cognitivo y Demencia en pacientes sometidos a Reanimación Cerebro...
Tesis - Trastorno De Personalidad En Consumidores Compulsivos De Heroína Y Crack. Fundación José ...
Tesis - Sindrome de Desgaste Profesional en Estudiantes de Postgrado HULA


 






©Sanliz 2008